The Nassau Grouper did not arrive to the traditional site off Mahahual, but there´s hope: Day 3 and 4

By Alfonso Aguilar-Perera

Early in the morning (7 am), I jumped into the water at the traditional aggregation site of the Nassau Grouper -the site is located only a half-mile offshore. I started searching for the aggregation by free-dive drifting along the length of the site which is only 60 feet deep and which could be seen easily in the very clear waters. After an hour, and having swan 1 mile at the exact site and at the very same day of the full moon when I had previously seen thousands of Nassaus in the past, I did not find one Nassau Grouper or any evidence of spawning. The only interesting thing was a group of 10 red fin parrotfish spawning. Their reproductive movements were very similar to those of the groupers. In the afternoon (1 pm), I headed out south (1 mile from the traditional site) and by free-dive drifting I almost completed another mile following the reef edge. No Nassau groupers, but just a couple of black groupers.

Later on the same day, I was fortunate to meet a veteran fisher -who no longer goes out fishing after 50 years as a fisherman- and he told me “the grouper site off Mahahual has disappeared”.  “Not only persistent fishing in the past has disturbed the aggregation, but also the noise produced by cruisers” –he said. Today, he is a small entrepreneur who buys and sells lobster and fish in Mahahual. “The aggregation now follows deeper pathways (80 feet deep) along the shelf edge, and occasionally arrives in shallower areas but not at the traditional site” –he added. Early January 2013, a fisher brought him about $700 kg (1,500 pounds) of Nassau Groupers speared by three persons in two days at a southern spot (Punta Tan) in deep waters (70 feet).

The Nassau grouper aggregation site "ful" in the past, now "empty". An aggregation of Margate (Haemulon album). El sitio de agrupación del mero, "lleno"en el pasado, "vacío" ahora. Una agrupación de roncos (Haemulon album).

The Nassau grouper aggregation site “full” in the past, now “empty”. An aggregation of Margate (Haemulon album) was only there. El sitio de agrupación del mero, “lleno” en el pasado, “vacío” ahora. Una agrupación de roncos (Haemulon album) se encontraba ahí solamente.

The following day, early in the morning I went again to the traditional site and spent two hours free-dive drifting. This time, I only found an aggregation of Margate (Haemulon album) and a solitary red hind (Epinephelus guttatus), but no Nassau groupers. Later on, I headed north, passing the famous pier, and swam half-mile at a site fishers had found Nassaus at in the past. There, I only found an aggregation of barracuda (30 fish) and an aggregation of Bermuda chub (Kyphosus sectatrix), but no Nassau groupers.

In conclusion, the Nassau Grouper still prevails off the Southern Mexican Caribbean. However, its migration has evidently experienced remarkable changes in routes and sites. Fishers are now dedicated to other activities and they just sporadically attempt to find the grouper aggregation along the shelf edge. A veteran fisher mentioned me the existence of other sites, where the Nassau still thrives. One of them still vibrant is that off Santa Julia, 15 km north of Xcalak (close to Belize) that represents a light of hope for the conservation of the Nassau Grouper in the Mexican Caribbean since it is located within a marine protected area. However, that would be another story to tell…soon.

El mero no llegó al sitio tradicional de Mahahual, pero aún ha esperanza: Día 3 y 4.

Temprano por la mañana (7 am), me sumergí en el sitio tradicional de agrupación del mero –el sitio está localizado a casi medio kilómetro de la playa. Inicié la búsqueda de la agrupación por medio de buceo libre a lo largo del sitio que tiene solamente 18 m de profundidad y que podía verse claramente el fondo por sus transparentes aguas. Después de una hora, y habiendo nadado casi más de un kilómetro en el sitio durante el día de luna llena donde había visto en el pasado miles de meros, no encontré un solo mero o alguna evidencia de desove. Lo único interesante fue un grupo de 10 peces loro que estaban desovando. Sus movimientos reproductivos eran muy similares a los de los meros. En la tarde (1 pm), me dirigí hacia el sur (a kilómetro y medio del sitio tradicional) y por buceo libre recorrí  más de un kilómetro siguiendo el borde arrecifal. No hubo meros del Caribe, solamente algunos meros negrillos.

Más tarde ese mismo día, tuve la fortuna de encontrarme a otro pescador veterano –quien no pesca más después de haberlo hecho por 50 años- y me dijo “el sitio del mero en Mahahual desapareció”. “No solamente la pesca persistente del pasado ha afectado  a la agrupación sino también el ruido producido por los cruceros” –él comentó. Hoy, él es un pequeño empresario dedicado a comprar y vender langosta y pescado en Mahahual. “La agrupación del mero ahora sigue caminos más profundos (25 m) a lo largo del borde arrecifal, y ahora arriba ocasionalmente hacia partes poco profundas pero no más en el sitio tradicional”-agregó. A principios de enero 2013, un pescador le trajo cerca de $700 kg de mero del Caribe arponeado por tres personas en dos días en la punta sur (Punta Tan) en aguas profundas (21 m).

Al día siguiente, temprano por la mañana regresé al sitio tradicional y me pasé dos horas en buce libre. En esta ocasión, solamente encontré una agrupación de roncos (Haemulon album) y una cabrilla (Epinephelus guttatus), pero ningún mero. Más tarde, me dirigí hacia el norte, pasando el muelle de cruceros, y nadé medio kilómetro en un sitio donde los pescadores han encontrado meros en el pasado. Lo único que encontré ahí fue una agrupación de barracuda (30 peces) y una agrupación de chopas (Kyphosus sectatrix), pero ningún mero.

En conclusion, el mero del Caribe aún prevalece en el sur del Caribe Mexicano. Sin embargo, su migración ha experimentado cambios notables en rutas y sitios. Los pescadores ahora se dedican a otras actividades y solamente de manera esporádica intentan encontrar una agrupación de mero a lo largo del borde arrecifal. Un pescador veterano me mencionó la existencia de otros sitios donde el mero aún prospera. Uno de esos sitios aún vibrantes está frente a Santa Julia, a 15 km al norte de Xcalak (cerca de Belice), que representa una luz de esperanza para la conservación del mero en el Caribe Mexicano ya que está localizando dentro de un área marina protegida. Sin embargo, esa sería otra historia para ser contada….pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: