Writing the obituary of Smith’s iconic spawning aggregation: Days 6 and 7

Over the last two days or our quest to find Smith’s site, our team completed five more dives along the shelf near South Cat Cay before high winds and rough seas finally put an end to the expedition. Unfortunately, those final dives were similar to those we completed during the previous five days: beautiful reefs,  warm and clear waters, but no evidence of even the smallest spawning aggregation of Nassau Grouper.

Krista hangs above the edge of the reef in search of a Nassau grouper aggregation that no longer exists/Krista nada sobre el borde del arrecife en busca de una agrupación de mero que ya no existe.

Krista hangs above the edge of the reef in search of a Nassau grouper aggregation that no longer exists/Krista nada sobre el borde del arrecife en busca de una agrupación de mero que ya no existe.

By the time the trip was finished, we had covered over 4.5 miles of shelf-edge habitat in search of a spawning aggregation site that “Smitty” estimated once held 50,000-100,00 fish and which has served as the baseline site for healthy Nassau Grouper spawning aggregations in the Caribbean for more than 40 years. Yet despite our best efforts, searching widely around the area indicated by Smith, we found absolutely no evidence or indication of any aggregation anywhere off South Cat Cay or, indeed, anywhere else in the Bimini Islands region. In fact, we saw only 5 adult Nassaus in 18 dives, each one solitary, and none showing any evidence of spawning.

Moreover, we saw only one or two boats on our daily 13-mile commute from South Bimini to South Cat Cay, and those few were always either harvesting the shallow waters for lobster and conch or fishing way offshore in search of red snapper or wahoo. If there had been a large aggregation there it would not have escaped attention.

As the days passed by and we spoke with more and more locals it became crystal clear that not only is the spawning aggregation completely gone from this site, but that few people today are even aware that it had ever existed.  As one example, an older gentleman named Moxey, who has worked on Cat Cay for more than 30 years, said he’d never seen or heard about any fishing for Nassau grouper during these months. Speaking to some younger guys that work at the Cat Cay Yacht club, none had any recollection of grouper fisheries in the area. I think the honest words of Eslie Brown, the captain of this expedition, resonated the deepest with me. He said that when he first started fishing in the area back in the late 1970s he’d heard about Nassau grouper fishing down off South Cat Cay in January and February but never had the time to go check it out. However, by the time he started fishing Cat Cay in the early 1980s , no one was fishing groupers there anymore. It seems that the aggregation has long gone from this site.

I head back to California tomorrow, but the other members of the research team will continue to speak with older fishers in Bimini to get a better idea of when the last Nassau groupers were taken from the aggregation at South Cat Cay. Yet in the end, it really doesn’t matter all that much when it was that the aggregation collapsed. What matters most is that one by one and year after year, spawning aggregations of Nassau grouper are being wiped out, and we have yet to figure out a solution to break this vicious cycle and preserve these rare, spectacular areas and this beautiful, iconic, species.

Our research team (from left to right)/Nuestro equipo de investigación (de izquierda a derecha): Casuarina McKinney-Lambert, Brad Erisman, Eslie Brown, Krista Brown

Our research team (from left to right)/Nuestro equipo de investigación (de izquierda a derecha): Casuarina McKinney-Lambert, Brad Erisman, Eslie Brown, Krista Brown

 

Escribiendo el obituario para la agrupación de desove iconica de Smith: días 6 y 7

Durante los últimos dos días o nuestra aventura para encontrar el sitio de Smith, nuestro equipo completó cinco buceos más a lo largo de la plataforma cerca del sur de “Cat Cay” antes de que fuertes vientos y mares picados ocasionaran la finalización de nuestra expedición. Desafortunadamente, esos buceos finales fueron similares a aquellos que hicimos durante los cinco días previos: hermosos arrecifes, aguas claras y cálidas, pero sin evidencia de aunque sea la agrupación más pequeña de mero del Caribe.

 Al finalizar nuestro viaje, cubrimos 4.5 millas en el borde de la plataforma en búsqueda del sitio de agrupación de desove que “Smitty” estimó estar compuesto por 50,000 a 100,000 peces y el cual sirvió como punto de referencia para una agrupación saludable de mero en el Caribe por más de 40 años. A pesar de nuestros esfuerzos, la amplia búsqueda en el área indicada por Smith, no encontramos evidencia alguna o indicación de alguna agrupación al sur de “Cat Cay” o en algún otro sitio en la región de la Isla Bimini. De hecho, solamente vimos 5 meros adultos en 18 buceos, cada uno de ellos solitario y ninguno mostrando evidencias de desove.
Además, vimos solamente uno o dos lanchas en nuestro recorrido de 13 millas desde el sur de Bimini hacia “Cat Cay” y esas pocas lanchas estuvieron pescando langosta o caracol o pescando pargos o wahoo. Si hubiera alguna agrupación grande no hubiera pasado desapercibida.

A medida que los días pasaron y hablamos con más gente local, nos quedó muy claro que la agrupación ha desaparecido por completo del sitio sino que poca gente se ha enterado de que alguna vez existió ese sitio. Como ejemplo, un caballero veterano llamado Moxey, quien trabajó en “Cat Cay” por más de 30 años dijo que nunca había visto u oído sobre alguna pesca de mero durante estos meses. Hablando con gente más joven que trabaja en el club de yates de “Cat Cay”, aseguran que nadie ha capturado meros en el área. Recuerdo las palabras sinceras de Eslie Brown, el capitán de esta expedición, que resuenan en mi mente. El dijo que cuando empezó a pescar en el área en 1970 escuchó de la pesca del mero en “Cat Cay” en enero y febrero pero nunca tuvo tiempo de ir a verificar. Sin embargo, cuando empezó a pescar en 1980 en “Cat Cay”, nadie pescaba meros ya. Parece que la agrupación ha desaparecido del sitio desde hace tiempo.

Voy de regreso hacia California mañana, pero otros miembros del equipo de investigación continuarán hablando con pescadores veteranos de Bimini para tener una idea mejor de cuándo fue extraído el ultimo mero del sitio de agrupación. Al final, no importa tanto cuándo fue que colapsó la agrupación. Lo que importa es que uno por uno y año tras año, las agrupaciones de desove del mero están siendo diezmadas, y tenemos que encontrar una solución para romper ese círculo vicioso y conserver estas áreas raras y espectaculars y estas especies hermosas e icónicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: